El Deportivo Córdoba prepara su última cita del año frente al Almaraz

FÚTBOL SALA FEMENINO.– ÁLVARO VEGA -. El Deportivo Córdoba Cajasur pone punto final al año 2020 este sábado a partir de las 17:00 en la localidad cacereña de Almaraz, donde se medirá por primera vez en su historia al equipo anfitrión, un recién ascendido y debutante en Segunda división que aún no conoce la victoria en lo que va de temporada, y ante el que buscará un triunfo que le permita concluir el año en lo más alto de la clasificación del subgrupo 3B de la categoría de plata.

El conjunto califal acude a esta cita en un momento dulce, tras las dos recientes victorias frente a Atlético Torcal (1-0) y Guadalcacín (3-1), un triunfo este último que al técnico Juanma Cubero le dejó «sensaciones muy buenas, sobre todo en el aspecto de tener paciencia para anotar, que era lo difícil ante un equipo fuerte de la categoría, y después también el saber jugar con marcador a favor, e incluso cuando nos hicieron el 3-1, controlar el partido en todo momento y tener claro a lo que jugábamos. La verdad es que para completar la semana necesitábamos esta victoria y considero que el equipo lo dio todo antes de afrontar el último partido de este año».

En cuanto al trabajo de estos días, el entrenador deportivista asegura que han estado «preparando el último partido del año, con el problema de contar con algunas jugadoras con sobrecargas, a las que no forzaremos esta semana, y aún con la lesión de África, que sigue trabajando a parte del grupo y no se reincorporará con sus compañeras hasta después de Navidad. Por lo demás, todas en condiciones y concienciadas para realizar el sábado un buen partido».

Cubero hace énfasis en la buena convivencia que se percibe en el vestuario del Deportivo Córdoba, con un «ambiente está siendo espectacular y de ahí se ve el compromiso y la responsabilidad de las jugadoras y, sobre todo, una cosa que sí tenemos clara desde el cuerpo técnico, que es que los resultados pueden venir mejores o peores, pero sabemos que siempre es de agradecer este ambiente para trabajar con más ganas y conseguir los objetivos que nos planteamos».

Sobre el encuentro de este sábado frente al Almaraz, aplazado el pasado mes de octubre a causa del covid, el entrenador cajista define al conjunto extremeño como «un recién ascendido al que le está costando asentarse en la categoría, y por nuestra parte no debemos dejar que se despierten y llevarnos una sorpresa. Tenemos que hacer nuestro partido, con un viaje largo, donde puede acumularse cansancio, pero bueno, esperemos que salgamos adelante, y como digo, no despertar a un rival que en la segunda vuelta supongo que irá hacia arriba».

Haciendo balance de todo lo que han dado de sí estos últimos doce meses, Cubero recalca que «partiendo del año que hemos vivido, con todo lo que estamos pasando, vemos que acabamos en la clasificación en la parte alta, que es donde esperábamos estar, con el máximo de puntos posibles y en lo más alto pensando en lo que pueda suceder en la segunda fase. En cuanto al desenlace de la temporada pasada, cuando se suspendió por el covid estábamos cogiendo una buena dinámica de resultados que yo pienso que nos podría haber llevado incluso a jugar los play-offs, pero las circunstancias vinieron como vinieron, el equipo ahora trabaja incluso más fuerte que por aquel entonces, y esperemos que 2021 sea un buen año en salud y en lo deportivo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 2 =

A %d blogueros les gusta esto: