El CBM recibe al Ikasa con la idea de acabar lo más alto posible

BALONMANO.- Tras conquistar de manera brillante tanto la permanencia en la categoría la próxima temporada como su billete para disputar la fase de ascenso a la Liga Asobal, el Cajasur CBM afronta las dos últimas jornadas de esta primera fase midiéndose a los dos equipos que cierran la tabla, sin presión, pero con el deseo de acabar esta parte de la competición lo más arriba posible. El primero de estos dos duelos le mide al Ikasa BM Madrid Boadilla, en un partido que se disputará el sábado en la IDM Fátima a las 19:00 puerta cerrada, con arbitraje de la pareja andaluza formada por Jorge Rodríguez Pacheco y Alejandro Núñez Camacho.

Con la clasificación para la fase de ascenso en el bolsillo, los de Escribano afrontan sin presión las dos últimas jornadas ligueras

El gol de Julio Morgado en Zamora supuso algo más que dos puntos, fue la constatación de algo que se vislumbraba desde hace ya un tiempo, un premio merecido para una plantilla, cuerpo técnico, directiva y club en general, que tiene un modelo de gestión envidiable, algo que se ha visto plasmado en los resultados obtenidos sobre la pista. Ahora el Cajasur CBM vela armas para disfrutar en lo que va a ser una ilusionante fase de ascenso a la Liga Asobal, palabras mayores.

Antes toca saber en qué posición va a acabar el equipo esta primera fase, algo que será importante en el aspecto del calendario, ya que éste quedará configurado en función a dicha posición. Si el Cajasur acabara quinto, iniciaría la fase por el ascenso en la pista del Barça B. Es por ello que este duelo ante el Ikasa tiene interés clasificatorio, a pesar de haberse conseguido ya el objetivo buscado.

Sin darle excesivo valor a su posición en la tabla, Jesús Escribano se deshizo en elogios al señalar sobre la escuadra madrileña que “es un equipo con gente de muchísima calidad, pero con falta de experiencia. Sólo hay que ver que su jugador más destacado es Salgado, todavía en edad juvenil, internacional, con gran futuro. En líneas generales son muy alegres y veloces, con muchas variantes y buena conexión con el pivote. En defensa varían abiertas y cerradas. Suplen su juventud con mucho desparpajo”.

En lo que respecta a su propio equipo, y con la clasificación para la fase de ascenso en el bolsillo, el mister granate señaló que “intentaremos hacer un partido parecido al de Zamora, dando descanso a los lesionados, protegiendo a los tocados y metiendo en dinámica a jugadores que hasta ahora han participado menos, pero van a ser importantes en la segunda fase de la liga”. Al margen de todo ello, Escribano recalcó que “interesa no pasar quintos porque preferimos no empezar la fase por el ascenso contra el Barça B en su casa”.

En principio, para este duelo seguirán las bajas de Jota y Pablo, por lo que no se descarta la presencia en la convocatoria de algún juvenil más, que se añadiría a Samu Plaza, más habitual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − catorce =

A %d blogueros les gusta esto: