El Cajasur CBM viaja a Zamora con el objetivo de puntuar a pesar de las bajas

BALONMANO.- RB-. Una vez superada la alta montaña, con dos puntos sobre seis posibles obtenidos ante Torrelavega, Alcobendas y Antequera, el Cajasur CBM afronta la última terna de la primera fase ante rivales menos potentes, pero que también le pondrán en muchos aprietos, con el objetivo de poder dejar sentenciada lo antes posible su clasificación matemática para la fase de ascenso a la Asobal. Esta serie arranca con el duelo en Zamora ante el Rutas del Vino, partido que se disputará el sábado en el Pabellón Ángel Nieto con arbitraje de la pareja valenciana formada por Pedro Cubas Martínez y Gabriel López Martos.

El cuadro granate buscará dejar sentenciado su pase a la fase por el ascenso a Asobal con algunas ausencias importantes en sus filas

A falta de convertir la virtualidad en realidad y de dejar cerrada su participación en la fase de ascenso a la máxima categoría, el Cajasur CBM ya sabe que accedería a dicha fase con siete puntos acumulados sobre dieciséis posibles, una cifra que le situaría en una hipotética zona media en esa ronda. Pero lo que toca ahora es sacar los puntos necesarios para estar ahí, y la primera oportunidad llegará este sábado en la pista zamorana.

La escuadra castellana se ha mostrado muy irregular durante este tramo liguero, pagando un inicio algo flojo que le ha dejado casi sin opciones de acceder entre los cinco primeros desde hace un tiempo ya. Ahora sus aspiraciones están en sacar el máximo número de puntos posibles contra los de abajo para afrontar la fase por la permanencia con garantías de conseguirla.

En este sentido, y a pesar de medirse a un rival con diferentes aspiraciones dentro de la tabla clasificatoria, Escribano espera un partido difícil, como todos los de esta categoría, porque “venimos tras tres jornadas de mucha exigencia, de hacer un esfuerzo físico enorme para responder bien, y llegamos tratando de recuperar lesionados. Se trata de una salida complicada como es Zamora, aunque este año tenga objetivos distintos porque está en reconstrucción”.

Respecto al rival zamorano, el técnico granate destacó que “tiene una defensa corpulenta, con un siete titular muy completo, extremos con mucha calidad y un central argentino que destaca bastante. Además, ahora han recuperado a Jortos, que es un referente en la categoría”

En lo que respecta a su propio equipo, Escribano aseveró que “intentaremos hacer nuestro partido, evitar unos contra uno e interrupciones en nuestro juego de ataque, para luego en defensa no estar estáticos y cambiarles un poco el paso”.

En principio, para este duelo están descartados dos de los tres pivotes, Jota y Pablo, mientras que Aitor Gómez es seria duda. Todos ellos arrastran lesiones provocadas en los últimos partidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho + quince =

A %d blogueros les gusta esto: