Duelo en la capital buscando seguir en la zona noble de la tabla

BALONMANO.- El CBM rinde visita al Ikasa BM Madrid con la consigna de conseguir una victoria que le permita asentarse en su privilegiada situación

Penúltima jornada liguera de la primera vuelta y al Cajasur CBM le toca rendir visita a la capital para medirse el sábado al Ikasa BM Madrid. Revitalizados tras la última victoria en Fátima ante el Zamora, los pupilos de Escribano buscarán terminar la primera vuelta de la mejor manera posible, con dos partidos, éste ante el penúltimo y la semana siguiente ante el colista, que pueden dejar al equipo en una zona muy importante de la tabla en caso de saldarse con signo positivo. El partido se jugará el sábado a partir de las 20:30 horas en el Polideportivo Rey Felipe VI de Boadilla del Monte, con arbitraje de la pareja formada por el valenciano Vicente Peris Orts y el castellano manchego Manuel Mohedano Fernández.

Ya le tocaba sonreír al Cajasur, porque los granates no vencían desde hace un mes, cuando lo hicieron ante el Zarautz. Posteriormente llegaron las dos derrotas consecutivas ante el Alcobendas y el Antequera, y la jornada de descanso. Por ello, los dos puntos conquistados ante el Zamora supusieron un primer paso hacia la confirmación de que el equipo está muy vivo y quiere luchar por arriba, algo que quedó especialmente claro en la gran segunda mitad jugada.

Pero es eso, un primer paso, porque el Cajasur tiene una oportunidad única de alcanzar la excelencia en la primera vuelta cuando restan dos partidos y, paradójicamente, son ante los dos equipos que cierran la tabla. No va a ser para nada fácil, pero sacar una victoria en Madrid pondría a los cajistas en una posición magnífica para poner la guinda a la primera vuelta en Fátima ante el Trapagarán.

Todo lo explicado anteriormente será ficción si el Cajasur no se lo deja todo en la pista de un Ikasa que no va a poner las cosas fáciles y que llegará pletórico de moral tras sumar su primera victoria liguera, precisamente en la pista del Trapagarán. El cuadro de Javier Martín, ascendido esta temporada, es un equipo insultantemente joven y talentoso, con el sello de calidad y lucha de una de las mejoras canteras del país.

A pesar de la posición en la tabla de su rival, Escribano sabe que puntuar en Madrid no será nada fácil dada su trayectoria ascendente, “son un equipo con estructura parecida a la nuestra, gente muy joven y de su cantera. Han tenido un handicap en verano con problemas muy grandes para entrenar debido a la situación pandémica en Madrid, pero es ahora cuando están cogiendo vuelo, y se nota en los últimos partidos. Poco a poco van a ir creciendo porque están bien trabajados”.

El técnico granate destacó diversos aspectos del estilo de juego del Ikasa, que pasa por ser uno de los más alegres del grupo, “son capaces de alternar defensas abiertas, cerradas, mixtas, ataques controlados, rápidos, con portero jugador…etc. Se les nota que a nivel de base están muy habituados a competir al más alto nivel. La zona derecha tiene mucha calidad, tanto el lateral como los dos extremos, y además saben jugar muy bien con el pivote. En definitiva, tienen muchas variantes y le dan mucho ritmo al partido”.

La aplicación defensiva, intentando volver a los guarismos de goles recibidos en los primeros partidos ligueros, será clave para conseguir algo positivo en Boadilla del Monte. “Debemos estar muy seguros en defensa y muy cerraditos para evitar el uno contra uno y el dos contra dos con el pivote, además de estar pendientes de sus extremos. En División de Honor Plata es muy complicado ganar fuera, sé que no han empezado bien, pero van a ir remontando el vuelo y nos pondrán las cosas muy complicadas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 4 =

A %d blogueros les gusta esto: